PTA – Parasympathetic Tone Activity

¿Qué hay de los perros, gatos y caballos?

Se necesitaron tres años más de I+D para desarrollar un algoritmo destinado al mercado veterinario. La tecnología PTA (Parasympathetic Tone Activity) permite evaluar el componente parasimpático del sistema nervioso autónomo de los animales a partir del electrocardiograma.

PTA2@2x

 El PTA Monitor proporciona un valor comprendido ente 0 y 100 que corresponde a la actividad del componente parasimpático del sistema nervioso autónomo del animal. Mientras más alto es el índice PTA, mayor es el bienestar del animal.

En los animales, dada la ausencia de comunicación verbal, el dolor se expresa a través del comportamiento. Se han desarrollado modelos de escalas para evaluar el comportamiento, pero estas herramientas tienen dos defectos fundamentales, además de la variabilidad entre individuos: el comportamiento de respuesta del animal se inhibe debido a la probable idea del ser humano que no es perfecta y el contexto de anestesia peroperatoria.

 El índice PTA puede emplearse para vigilar el bienestar del animal tras la cirugía y anticipar la necesidad de antálgicos antes de despertar. La evaluación del dolor en los animales no es simple, por lo que resultaría más fácil pensar en administrar a todos los animales una dosis estándar de analgésicos. Sin embargo, se trata de un tratamiento inadecuado del dolor que se debe evitar. 

En adelante, el dolor se considera como un síntoma que debe controlarse de manera proporcional respecto a los potenciales efectos secundarios. Para los veterinarios, la dificultad consiste en evaluar de manera objetiva el dolor que siente el animal durante una intervención quirúrgica y, de este modo, efectuar un tratamiento antálgico a medida. Una mejor gestión del dolor durante la operación puede permitir que el animal se despierte en mejores condiciones.

Por ello, hemos desarrollado un dispositivo para analizar la variabilidad del ritmo cardíaco de uso simple, que no depende del operador, basado en la obtención de la señal electrocardiográfica (ECG). Desde ya, hemos desarrollado índices específicos correspondientes a tres especies animales, una aplicación para los gatos, otra para los perros y una tercera para los caballos.

Para mayor información